Esta zorra había viajado para poder celebrar su 43 cumpleaños con sus dos sobrinitos y se había buscado hospedaje en un hotel próximo a su casa. Podía imaginar la sorpresa que le iban a dar los dos jovencitos como regalo de aniversario porque le habían adelantado algo y se puso cachonda pensándolo. Los chicos se dirigieron a la habitación del hotel donde habían quedado con su tía y allí les esperaba, abierta de piernas y masturbándose a la espera de poder recibir sus dos regalos a la vez.

Categoria: incesto